Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

¿Adolescentes gripados y sin autoestima?

Este vídeo es la contrapartida a las declaraciones realizadas esta semana por la Ministra de Educación  sobre los cambios que el gobierno pretende proponer en la Ley del Educación.

Contrasta la idea que propone Fuster con la de la Ministra en cuanto a qué es Educación. Para el cardiólogo la educación es formarse “educación es saber más y más” , mientras que para la Ministra la educación es pasar de curso aprendas o no.

La ministra de Educación ha defendido que “el peor castigo que puede tener una persona es la rebaja de su autoestima” y por ello ha considerado que “el daño que se le puede hacer a un alumno reteniéndole” en el sistema educativo y haciéndole repetir curso “es mucho mayor”.

Creemos que está entendiendo que la autoestima se construye con  lo que  te dan y no con lo  que cada uno consigue  e interioriza como suyo. Para la autoestima es fundamental el logro.  Esto no quiere decir que haya adolescentes que suspendan y no se hayan esforzado, pero si hablamos de autoestima, hemos de decir que lo que hace seguro y fuerte a un ser humano es haber conquistado el territorio que le haga merecedor de ser parte de algo valioso. Es parecido a lo que ocurre en las pruebas de superación tribales. Son pruebas de iniciación que ponen en juego la propia fortaleza y que al superarlas, permite el paso de lo infantil a lo adulto.

Al rebajar la exigencia devaluamos la meta y por tanto se pierde la autoestima que promovería conseguir algo valioso.

Quizás se este entendiendo que el dolor necesario para transformar, aprender y conseguir una meta adulta, hubiera que ahorrárselo como si se tratase de algo innecesario y nocivo. Nada más lejos de la realidad, enfrentarse al dolor del esfuerzo posibilita la ruptura de barreras que de otro modo nos impedirán crecer.

Argumentó que hay momentos en la vida del alumnado, sobre todo “en la pubertad”, en los que “la máquina está gripada” y parece que “no avanza”, pero luego se recupera “y de pronto esa persona parece la más inteligente”. “No se puede condenar a nadie, y mucho menos cuando el objetivo principal de la escuela es que el alumno prospere.

Repetir es tener una nueva oportunidad. Siempre para poder dominar una tarea hay que prepararse y ensayar.

Parece que la ministra esta entendiendo la repetición como una condena en vez de como una oportunidad para volver a intentarlo y  crecer. Durante el crecimiento hemos de tener mucha constancia para poder conseguir superar etapas, desde las motóricas (sostener la cabeza, sentarse, andar…) a las cognitivas (hablar, escribir, leer..). Sin hacer este proceso no te vuelves inteligente por arte de magia, sin ese esfuerzo no consigues crecer.

La adolescencia  tiene que ver con transformación , no se trata de “estar gripado”, no es una enfermedad. Es una etapa  fundamental para la vida,  que hay que pasar, comprender y superar. La adolescencia es una nueva oportunidad de transformar el mundo infantil en adulto, que de no hacerlo deja huérfano de sí mismo  al ser humano para toda su vida.

Entendemos que la Ministra está llena de buenas intenciones pero parece que desconoce el significado profundo de su propuesta. La educación, tal como afirma Fuster, es la herramienta básica que  abrirá o cerrará las puertas de la vida.

Deja un comentario

captcha *