Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

Confiando en la intuición materna

Muchas veces ante el impacto de la maternidad afloran sentimientos muy potentes de inseguridad y miedo. En ese estado se es muy vulnerable a dejarse llevar por consejos bienintencionados que en principio pueden ayudar pero que a la larga, si la madre no reacciona, provocarán que se quede cada vez más desconectada de la mamá auténtica y única que es. Esta desconexión impedirá que  se pueda generar un espacio de confianza, primero de ella consigo misma y luego con su bebé.

En los primeros momentos tras el nacimiento del bebé las mamás recibirán  multitud de información desde sitios muy diferentes, es importante no permitir que la angustia e incertidumbre que se siente en esos momentos permita la entrada de todos esos consejos sin filtro. Desde nuestro punto de vista lo fundamental tras el parto, es que la madre y el bebé encuentren de nuevo su cordón umbilical que les vuelva a conectar ahora vía intuición materna.

La pequeña confianza que pueda sentir una madre en ella misma en  los primeros momentos es tan frágil que puede ser desmontada en cuanto alguien te dice: “¿pero no le das el pecho cada tres horas?” o lo contrario “cuando el bebé pide hay que dar” o cosas como “pues como no le vayas acostumbrando ya a que no se duerma en brazos… lo vas a malcriar”, “!tu cógelo mucho y disfruta que esto pasa enseguida!”… Todos son consejos bienintencionados, pero cada madre deberá sentir que es lo que va con ella y su bebé.

Es normal que los bebés y las mamás tarden en encontrarse, esos momentos son los más difíciles y será importante recordar que no existe receta mágica, que cada binomio bebe/mamá es único.

El vídeo que hemos colgado probablemente os habrá parecido enternecedor y muchos os habréis preguntado ¿cómo se consigue llegar a tener una relación así con un hijo?

Cuántas veces no habréis imaginado que cualquiera es mejor padre/madre que vosotros, es muy común idealizar a los demás padres. Les vemos un rato y creemos saber cómo es toda su vida, damos por hecho que el papá del vídeo es así de encantador siempre y con una conexión con su hija a prueba de bomba.

Es fundamental darse tiempo para la creación del vínculo. Confiar en que poco a poco iremos construyendo algo sólido: con momentos mágicos pero también con momentos difíciles, situaciones en las que uno querría tirar la toalla  sintiéndose incapaz de conectar con su hijo, de entenderlo, de saber como calmarlo y de ahí a sentir mucha culpa solo hay un paso.

Por todas estas cosas imaginamos que habrá pasado el padre de esta niña.

Esta escena podría servirnos para pensar en el acompañamiento que hacemos en la crianza de los niños: la canción la dirigimos y enseñamos nosotros y si conseguimos generar ese espacio de confianza, venciendo la frustración, la culpa, el no saber… poco a poco el bebé se empezará a sentir confortado, confiado y en calma.

En nuestro programa “Bebés con libro de instrucciones”  ayudamos a los padres a aprender a confiar en su intuición, a crear un espacio emocional capaz de contener los avatares de la crianza.

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, COMPÁRTELO 

Deja un comentario

captcha *