Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

El Gamonal: cuando el grupo se descontrola.

W. Bion,  reconocido psicoanalista británico, desarrolló una teoría grupal basada en la observación y la experimentación.  Bion decía que un grupo  se reúne para conseguir un objetivo y que durante el proceso hay momentos de paralización. Es  probable que ante la dificultad  y el sentimiento de fracaso surjan voces radicales y no pensantes que se erijan como nuevos líderes a los que seguir ciegamente.

Probablemente después de leer esto recordaréis situaciones grupales donde no se sabe por qué se ha perdido la cabeza.  Parece que esto es lo que ha ocurrido en el Gamonal (Burgos), donde una situación que tiene que ver con el urbanismo,  ha generado la protesta de algunos vecinos y esto ha derivado en algo que poca gente se explica, una ola de violencia que nada tiene que ver seguramente con la idea de protesta inicial.  Suponemos que el grupo se creó entre varios vecinos para protestar sobre algo que creían injusto y lo que querían conseguir era negociar con el alcalde, pero ante la negativa de este, el grupo se quedó paralizado y se hicieron con el liderazgo las cabezas no pensantes, que normalmente lo que generan es actuación y caos, que fue en efecto lo que ocurrió.

Estábamos pensando en lo importante que es cómo se ejerce la autoridad. Se necesita una autoridad firme pero no rígida, que escuche, que tenga en cuenta lo que el otro tiene que decir aunque nos parezca descabellado. Todos los que convivimos o conocemos a algún adolescente sabremos por experiencia, que muchas de las cosas que dicen son poco realistas, pero eso no significa que las tengamos que rechazar sin más. Habrá que escucharles y ver que hay debajo de todo ese planteamiento. Cuando la autoridad del adulto se enfrenta sin escuchar al discurso del adolescente, lo que puede provocar es que este  se sienta ninguneado. Además se pierde la oportunidad de enriquecer la visión con las aportaciones del adolescente y el adolescente de mejorar su capacidad de diálogo y aumentar su sentido de realidad.

Los vecinos del Gamonal es probable que pidiesen cosas imposibles, que ya estuviesen aprobadas legalmente, etc. pero también son los que viven allí y nadie sabe mejor que ellos  como es el día a día en ese barrio. De entrada las dos posturas están enfrentadas, va a depender de la madurez, conocimiento de la situación, tolerancia a la frustración y capacidad de diálogo de la autoridad, que el grupo se vaya sintiendo escuchado y pueda entender también las oportunidades que puede ofrecer esta nueva situación. En el caso del barrio la reforma urbanística.  En el caso del adolescente el por qué de lo que dice el padre y para qué sirve.

La autoridad tiene la responsabilidad de hacer que las crisis se transformen en conocimiento y aprendizaje, depende de ella que el grupo derive en grupo de trabajo y consiga una meta o termine como banda.

 

 Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin la autorización de las autoras.

Deja un comentario

captcha *