Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

¿Escolarización de 0 a 3 años?

images

Hace unos días vimos en El País la siguiente noticia:

La escolarización temprana en España es desigual. Mientras organizaciones internacionales como la OCDE advierten de la importancia de acceder a la educación infantil cuanto antes, por los efectos en el rendimiento escolar futuro y en las habilidades emocionales, en España existen diferencias significativas entre comunidades. El 62% de los niños entre cero y tres años no están escolarizados. El País Vasco es la región con las mejores cifras: el 52,4% de los niños de esa edad están matriculados en un centro. En otras autonomías como Canarias, ese porcentaje baja al 16,8%, según el análisis elaborado por este periódico con datos del INE y del Ministerio de Educación.  “Es una cuestión de voluntad política, las comunidades que no lo han hecho es porque han dado prioridad a otros asuntos educativos”

La noticia está redactada de manera que puede hacer creer que lo idóneo es que los niños sean escolarizados lo antes posible. Viene a decir algo así como: “¡Escolariza a tus hijos cuanto antes sino estarán en desventaja!”

La OCDE propone acceder a la educación infantil, pero no porque sea la mejor opción, sino como consecuencia de algunos cambios sociales, el principal de ellos la incorporación masiva de la mujer al mundo  laboral. Advierte sobre la importancia de dar un servicio de calidad que promueva el desarrollo de las capacidades intelectuales, emocionales y sociales. Señala el hecho de que muchas veces los niños quedan “aparcados” en centros donde se prioriza que las madres puedan dejar a los niños mientras trabajan a dar una estabilidad en los horarios y contenidos para el logro de los objetivos  en cada etapa evolutiva.

También menciona los casos de riesgo de marginalidad social en los que diversos estudios han demostrado que aquellos niños que crecieron en entornos deprivados, sin ningún tipo de apoyo en los primeros años de vida, tuvieron peor futuro que aquellos a los que en la misma situación si se les prestó una atención educativa. En estos casos la escolarización temprana  puede dar una oportunidad de desarrollo intelectual, emocional y social que las familias no pueden ofrecer.

Un niño de 0 a 3 años necesita una atención más individualizada porque lo fundamental de esta etapa  es generar un buen vínculo emocional con la madre, que despierte su curiosidad y su deseo de crecer.  Si esta situación, que es la ideal sobre todo en los primeros meses de vida, no se puede dar por las circunstancias que sean, es imprescindible una escolarización  temprana de calidad. La cantidad de niños escolarizados no es indicador de avance.

Deja un comentario

captcha *