Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

La enfermedad vista desde el psicoanálisis

El ser humano está rodeado de estímulos  que han de ser organizados. Al principio la madre es la que se ocupa de interpretar las sensaciones que invaden al bebé y le  ayuda a darles sentido, de este modo el bebé irá construyendo la capacidad para pensar.

Es un laborioso trabajo y siempre quedarán cosas sin ser comprendidas, lagunas por las que se cuelen inseguridades y miedos. Esos agujeros son los que nosotras  llamamos “Heridas del Crecimiento”,  puntos débiles en los que si uno se queda atrapado desarrollará síntomas:  fobias, obsesiones, manías, miedos, recelos,..etc.

Una niña de 11 años tuvo una lesión en el tobillo y lo que podía haber sido resuelto en varias semanas, pronto adquirió una forma patológica incomprensible. El pie empezó a hincharse tomando un color morado producto de la inflamación y el frío,  desde noviembre que ocurrió la lesión dejó de ponerse el zapato y  el calcetín por el dolor que le creaba el roce.

La lesión se fue extendiendo a toda la pierna, perdiendo musculatura y sensibilidad, parecía no sentirla como propia. El equipo multidisciplinar que la atendía estaba perdido, no sabían lo que estaba ocurriendo. Ya habían pasado tres meses desde que comenzara el problema y no funcionaba ni la rehabilitación, ni los medicamentos para calmar el dolor.

Diagnosticaron “Síndrome Regional Complejo“, que describe un conjunto de síntomas para los que no se tiene explicación y que además se suele dar en gente mayor, de más de 60 años y con depresión.

Acudió a la psiquiatra infantil del hospital y comenzó a medicarla con Deprelio, antidepresivo muy potente. El dolor se trató con Pregabalina, medicamento para el dolor de trastornos nerviosos.

La niña seguía sin mejorar.

Cuando intervenimos solicitamos una entrevista con la psiquiatra que a esas alturas sólo había visto una vez a la niña y se sentía muy contenta de haber conseguido que en esa entrevista se fuese aceptando ser medicada.

No tenía idea de cuál era la situación familiar de la niña, cuál era la composición familiar, que lugar ocupaba, que relación tenía con sus hermanos y si podía haber un “Beneficio Secundario de la Enfermedad”. Nos reconoció no saber nada de la niña y que además no sabía qué era eso del Beneficio Secundario de la Enfermedad.

La historia familiar era decisiva. Su madre había estado siempre más dedicada a su hermano, un año y medio mayor que ella, que demandaba toda su atención. La niña aun siendo la pequeña, se había valido de su destreza e inteligencia para ser resuelta y no necesitar, aunque con frecuencia tenía arrebatos de rabia que nunca conseguían más atención que los de su hermano.

Todo cambió con su lesión. Con el tiempo su incapacidad para andar la dejó  en casa y al cuidado permanente de su madre, no tenía ningún tipo de autonomía y la llevaban en silla de ruedas a los médicos y a la rehabilitación.

El síntoma respondía a cuestiones evidentes, traumatismo, dolor, inflamación, etc. Y a otras cosas que no estaban a la vista.

El psicoanálisis trabaja con lo que se ve y con lo que no. Al tomar una visión de conjunto, el síntoma adquiere un aspecto distinto y por tanto el tratamiento también varía. Ayudando a comprender a los padres y a la niña el sentido que estaba teniendo la enfermedad, (ser más atendida por la madre, ser por fin vista más que el hermano), los síntomas desaparecieron y comenzó la recuperación.

Frente al síntoma hay dos caminos:

  • Si el síntoma no se reconoce en su totalidad y se aplica un remedio insuficiente, puede que acabemos con la sintomatología más superficial pero no lo haremos con el motor del problema. Si es así, la mente inconsciente buscará otras vías de hacerse visible. Repetición del conflicto

  • Ver el síntoma en su totalidad y comenzar un cambio que implique dar marcha atrás y reorganizar aquellos aspectos sin resolver. Se necesitará hacer un proceso terapéutico que resuelva aquellas cuestiones que son los verdaderos promotores de los síntomas.

Deja un comentario

captcha *