Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

La mejor madre que puedas ser: te acompañamos en los primeros meses

Todos los padres nos preguntamos cuales son las recetas, los ingredientes, las cantidades,..etc.,  que hemos de poner para hacer de nuestros hijos  seres humanos auténticos, únicos y con recursos para ser felices. Son muchas las piezas del puzzle que movemos intentando dar con claves que nos acerquen a conseguir resultados redondos. Es por eso que a veces no sabemos si tenemos que dar el pecho o el biberón, si se debe hacer a demanda o con meticuloso horario y  si debemos cortar rotundamente al cumplir determinado mes de vida. Las cuestiones que están relacionadas con la regulación de la vida física como, la alimentación o el sueño, son las primeras en las que ponemos nuestra atención, pudiendo  de este modo focalizar la mirada y perder perspectiva.

Nuestro deseo de ser “las mejores madres” puede  hacer que nuestro empeño quede en lo externo, y no demos valor a nuestra intuición. Pretender ser ideales nos distancia de la humanidad que tenemos que destilar para crear un vinculo que “funcione” con nuestro bebé. Nunca será algo estereotipado, de la teoría hemos de llegar a la práctica y hacerlo de la manera más auténtica y generosa con nosotras mismas para que ese talante constructivo traspase también a nuestro bebé. Tendremos que trabajar para crear este vinculo, será el cordón umbilical que alimente la relación de nuestro hijo con nosotras y con él mismo.

Algunas madres toman el camino de la perfección en un intento de compensar la angustia de sentirse distanciadas de su bebé o asustadas de la responsabilidad en los primeros momentos. Es importante no soltarnos de la  cuerda que nos une con nuestro hijo y para ello se necesita apoyo. A veces el que recibimos es el que nos orienta desde la teoría o las experiencias pasadas. Eso no es suficiente.

Cada madre ha de poder ser la mejor madre que lleva dentro, distinta seguramente para cada uno de sus hijos. Es necesario saber que esto de ser madre no es automático, que los dispositivos maternales los tenemos que poner a punto con cada crianza.  Suele ser el primer hijo el que dispara todas las alarmas e inseguridades, pero también puede suceder que aun no siendo primeriza podamos encontrarnos “poco disponibles” por no estar en un buen momento personal, de pareja…etc.

Siempre tenemos que hacer el ajuste madre/bebé  porque no es instantáneo.

Nosotras queremos ayudarte a hacer este ajuste, a ser la mejor madre que puedas ser y a hacerlo sin exigencia. Para ello te puedes apuntar a nuestros grupos online postparto. El link a nuestra web es www.bebesconlibrodeinstrucciones.com

Captura de pantalla 2017-09-28 a las 16.29.33

Deja un comentario

captcha *