Actualidad y Psicoanálisis

Temas de hoy desde una perspectiva psicoanalítica

Podemos

El otro día en «El Mundo» publicaron este dibujo que nos pareció de lo más inspirador.  Si os fijáis hay unos peces pequeños que van a ser devorados por un pez grande.  A continuación los pequeños se unen para comerselo.

No hay un funcionamiento diferente,  los pequeños hacen lo mismo que el grande, no se unen para hacer algo que  cambie  el orden de las cosas, simplemente se unen para poder hacer lo que hacía antes el grande.

Quizás en la naturaleza impere la ley del más fuerte, pero los humanos hemos de trabajar para hacer que la vida contemple otro tipo de leyes que humanicen las cosas. Es por esto que nos llama la atención como a veces los grupos de todo tipo, incluso aquellos  movimientos grupales en los que se reivindican cambios sociales,  se quedan simplemente en un cambio de tornas, de comerse al grande.

Para poder hacer un cambio social de verdad, primero deben darse  cambios profundos a nivel individual, no basta solo con exigir «lo que me deben», «lo que es mío»,  hay que pasar de una actitud exigente hacia el otro, a una responsable hacia uno mismo.   Cuando queremos que las cosas cambien nos debemos preguntar qué cosas PUEDO HACER YO, de qué cosas me tengo que responsabilizar.

El otro día en el parque había habido una fiesta infantil y este quedó en un estado lamentable porque no habían recogido su basura.  Todos los padres mostraban su indignación ante lo sucedido, protestando y quejándose de que sus niños  no podían jugar debido a la acumulación de papeles, vasos de plástico, botellas y restos de comida. Tenían toda la razón, pero así no resolvían nada.  Una de las madres  se dirigió a su vivienda y enfundada en unos guantes de plástico y con bolsas de basura en mano en 10 minutos lo recogió todo, ante la incredulidad de  los padres allí reunidos.

Los de la fiesta seguramente seguían  la idea de «¡qué quieren que hagamos si no ponen papeleras!» y los padres de los niños «¡la basura no la he generado yo, luego no es mi problema!». Con estos dos eslóganes ambos grupos se llenaban de razón y justificaban así no hacer nada. Es probable que la indignación hacia «los que tienen la culpa» dé una sensación de seguridad y pertenencia tan reconfortante como la que les  debe dar a los peces pequeños al unirse ante la amenaza del grande. Pero al hacerlo se entra en un  estado mental que impide pensar y responsabilizarse. NO PODEMOS  sería entonces la consecuencia, tienen que ser otros los que «¡¡lo tienen que hacer!!».

Con la excusa de las injusticias, en este estado mental,  te sientes autorizado y con el derecho a hacer tú lo mismo, es decir no hacer nada, no poner nada de tu parte para que las cosas mejoren, te limitas a seguir la corriente. Este funcionamiento grupal es tan potente que resta responsabilidad a cualquier acción destructiva (por acción u omisión) que se pueda llevar a cabo.  Quizás esto permita entender  que en la huelga de los trabajadores de mantenimiento de «Madrid-Río», que es uno los espacios naturales y de ocio más visitados de Madrid, fueron los propios trabajadores los que lo dañaron, convirtiendo algo que era admirable por su belleza en un estercolero.  Aquí es donde vemos que el grupo (peces pequeños) se ha unido para,  con las mismas armas del grande,  destruir su propia obra sin sentir la «paternidad» de su trabajo, sin responsabilidad.

Regocijarse en la injusticia impide ver con mayor perspectiva.  A los padres del parque ver qué era lo importante para sus hijos en ese momento y a los empleados de «Madrid-Río», como conseguir sus objetivos concienciando a los demás del valor de su tarea y no desde la destrucción de la misma.

Cuando nos encontramos en este estado mental resulta muy difícil hacer un proceso de «digestión» de lo que no nos gusta para transformar lo tóxico en algo diferente. Os recomendamos que veáis el vídeo de Fidel Delgado donde habla de un proceso emocional básico que todos deberíamos aprender.

En caso de reproducción citar la fuente o consultar con las autoras.

Deja un comentario

captcha *